Sinopsis de «Bella al desnudo»:

Érase una vez, una Princesa Valiente…

Me llamo Bella Johnson. Sí, Bella con elle, como la del famoso cuento, nada de Bela que en esta historia no hay vampiros; aunque sí, algunos que bien podrían haber salido de una novela de terror. Tengo veintinueve años, vivo en Madrid y trabajo como secretaria para una importante empresa de publicidad de la capital. Soy impulsiva, me gusta creer que divertida, y no me dejo dominar fácilmente. Quizá esto se deba a que diez años atrás sufrí un suceso (diría que traumático) que cambió mi vida: me alejé de mi familia, dejé de ser la que era y desde entonces no he vuelto a relacionarme con los hombres con normalidad.

Y hasta aquí puedo leer, porque contar cómo conocí a Daniel Baumann, ese hombre inaccesible, mejor conocido como la Bestia, un día bastante bochornoso, dicho sea de paso, y de cómo todo empezó a cambiar desde entonces, sería desvelar demasiado. Lo que sí puedo asegurar es que lo que aquí se narra tiene que ver con el amor, la esperanza, la confianza y puede que, con lo más importante de todo, con cómo reconstruirse a uno mismo. Ya sabemos que ese es el proceso más difícil de todos.

Mi opinión

Después de algún tiempo cogiendo polvo en mi estantería, por fin me he animado a leer Bella al desnudo. Lamentablemente, no ha estado a la altura de lo que esperaba, o quizá no era el momento adecuado para leerlo. Dejadme que os explique qué ha pasado.

Tenía grandes expectativas sobre este libro, porque me lo habían recomendado mucho, y soy consciente de que lo más probable es que eso haya influido. Pero no esperaba encontrarme con que este libro seguía el esquema típico (con pequeñas variantes).

Él: multimillonario, solitario, rodeado de gente interesada, con un pasado desconocido… Ella: del montón, desconfiada del mundo, con traumas del pasado que no ha logrado superar… Su relación: una atracción por encima de lo que cualquier mortal común alcanzaría a comprender, que los cambia hasta el punto de empezar a enfrentarse a los obstáculos internos y externos. ¿Os suena?

Dato importante: no estoy diciendo que el libro esté mal, ni mucho menos. La pluma de la autora me ha encantado, ha conseguido sumergirme completamente en la historia y hacer que me olvidara de que estaba leyendo. Por eso, aunque no sé si más adelante seguiré con esta trilogía, es muy probable que sí le dé una oportunidad a la bilogía Ariel, que trata temas completamente diferentes.

Está claro que el problema no ha sido del libro, que está muy bien hecho, sino mío, que no me llaman la atención este tipo de historias. Pero si os gustan los libros que siguen este patrón, este os va a encantar.

Lo que más me gusta: En este caso la protagonista femenina tiene más personalidad que el prototipo de mujer que predomina en este tipo de lecturas. No es la típica tontita desvalida.

Lo que menos me gusta: Es muy predecible. Especialmente si has leído más novelas con este patrón.

Valoración:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 9 =