Freaks - Aitor I. Eraña

Freaks – Aitor I. Eraña

Si crees que eres una enciclopedia andante de los superheroes, tu caligrafía en élfico es impecable y te sabes de memoria todas las canciones en japonés del anime del momento, puedes considerarte un gran friki, tal vez el rey o reina de los frikis… pero aun así deberías pleitesía a Eva, Rol, PC, Dante, Nikita, Alba y Stanli. Porque este grupo lleva su pasión por los cómics, el cine, los videojuegos y todo tipo de cultura a otro nivel. Ellos no son simples “frikis”. Ellos son “FREAKS”.

Ojos de gata III: el secreto de los gatos - M. N. Mera

Ojos de gata III: el secreto de los gatos – M. N. Mera

Val
Desde que habíamos llegado de Estados Unidos, mi abuela hacía como si Hans no existiera. Al principio me había sentido apenada, pero había llegado un punto en el que estaba tan enfadada con ella que me daba exactamente igual lo que pensara. Y sin embargo, aquel día me había hecho llamar. ¿Qué querría?

Émile e Irina. Francia 1903
—Los hombres con suerte no llegan medio muertos a su casa en mitad de la noche. ¿Quién te ha hecho esto?
—En realidad todavía no lo entiendo, te lo contaré cuando estemos de camino.
—¿A dónde vamos?
—A Digné.

La sonrisa deslumbrante llena de felicidad que le dedicó su mujer le hizo darse cuenta de que debían haberse ido a Digné mucho antes. Irina no podría ser del todo feliz lejos de sus campos de lavanda, de sus montañas, de sus recuerdos, y él la había apartado de todo aquello.

Carla
—Carla… —susurró Eugène cuando ya estaba terminando mi segunda copa del vino—. ¿Puedes por favor hablar conmigo? No soporto este silencio.

Clavé la mirada en esos profundos ojos azules, esos ojos que me volvían loca y que siempre me miraban con ternura y me di cuenta de que debía ser horrible para Eugène no poder interpretarme. Su vida debía ser un constante ir y venir de pensamientos, una locura de sonidos y una ausencia de silencio. Quizá por esa razón se había enamorado de mí, conmigo podía sentir paz y disfrutar del silencio de mi mente por primera vez en su vida, aunque sabía que en ese preciso momento no necesitaba mi silencio, sino que le explicara de una vez por todas el porqué de mi enfado. Me pasaban tantas cosas al mismo tiempo que no sabía cuál me molestaba más por orden de gravedad. 

Eugène. Francia 1925
Le sonreí y recordé algo que me había dicho mi padre en una ocasión. 
«—Hijo, cuando tengas delante a la mujer con la que quieres compartir el resto de tu vida, es posible que al principio quieras engañarte a ti mismo y no reconocer los sentimientos que te produce, pero hay algo que ayuda mucho si tienes la menor duda; la distancia; bueno, y algo más…, algo incluso mucho más clarificador, verla junto a otro hombre que la desea tanto como tú. Espero que no necesites probar ninguna de esas dos cosas, pero si no tienes más remedio, no te recomiendo que estés demasiado tiempo lejos de ella, te la puede quitar otro y no sabes lo horrible que es eso».

Decididamente no quería probar ninguna de esas dos opciones, ni la de separarme de ella ni la de que la deseara otro hombre, pero mucho me temía que tendría que enfrentarme a la segunda, y de hecho bastante rápido. Claude la deseaba tanto como yo, y no podía olvidar que él era un encantador de mujeres.

Reina Roja - Juan Gómez-Jurado

Reina Roja – Juan Gómez-Jurado

Antonia Scott es especial. Muy especial.

No es policía ni criminalista. Nunca ha empuñado un arma ni llevado una placa, y, sin embargo, ha resuelto decenas de crímenes.

Pero hace un tiempo que Antonia no sale de su ático de Lavapiés. Las cosas que ha perdido le importan mucho más que las que esperan ahí fuera.

Tampoco recibe visitas. Por eso no le gusta nada, nada, cuando escucha unos pasos desconocidos subiendo las escaleras hasta el último piso.

Sea quien sea, Antonia está segura de que viene a buscarla.

Y eso le gusta aún menos.

Hablándole al pasado para tenerte en mi futuro - Sarai Hernanz

Hablándole al pasado para tenerte en mi futuro – Sarai Hernanz

Siempre me ha gustado empezar por el final como quien empieza la casa por el tejado y no se da cuenta de que los cimientos no aguantarán sin alguien que lo sujete. Unas veces soy terremoto, otras la calma del mar.

He cometido muchos errores, pero me da igual. Errar es de humanos o eso dicen los que más saben. No sería nadie en estos momentos si no me hubiera equivocado tantas veces.

He tropezado con piedras de las que me he llegado a enamorar de la dureza y frialdad que desprenden. Soy consciente de que cada una de ellas era más bonita que la anterior.

Sé que soy un blanco fácil para las heridas, que sangro de vez en cuando pero que es importante saberse derrotado para luego saberse libre. Mis cicatrices tienen muchosnombres, algunas todavía se están sanando, me gusta cuidarlas y regarlas porque les crecen flores y huele a primavera.

He quedado vulnerable muchas veces, sin saber el rumbo que tomar porque mis pies no se decidían y cuando lo hacían se enredaban entre ellos y eran el ancla que me mantenían en tierra pero es que a mí siempre me ha gustado más volar. He sido funambulista de todos mis sueños, no siempre lo he conseguido, a veces me he quedado en el camino pero que me quiten lo bailado porque siempre lo he intentado.

Me he desnudado delante del papel y ahí es cuando realmente soy poesía.

El misterio entre Cervantes y Shakespeare - Margotte Channing

El misterio entre Cervante y Shakespeare – Margotte Chaning

Esta es una historia diferente en la que Germán Cortés camina por ella, a veces de puntillas, de la mano de Cervantes, Shakespeare, algún lord inglés de la época, e incluso junto al mismísimo Gabriel de Borbón. Pero no es un viaje en el tiempo ni nada parecido, Germán sigue con los pies asentados en el siglo XXI cuando le toca investigar el asesinato de dos frailes agustinos, uno en el Monasterio del Escorial, y otro en la Biblioteca Británica. 

Desde el momento en el que interrumpen sus vacaciones, el comisario y su inseparable Isabel, dedican todas sus energías a descubrir qué cerebro maquiavélico es el que ha perpetrado esas muertes, que no son las únicas que descubrirán a lo largo de la investigación. 

Ayudado por sus fieles amigos consigue reducir poco a poco el círculo de sospechosos, descubriendo por el camino un secreto que puede hacer cambiar el curso de nuestro país. 

Antología de relatos románticos. Navidad 2018

Antología de relatos románticos. Navidad 2018.

Una maravillosa colección de relatos románticos de los personajes del año de Selecta para celebrar estas fechas tan especiales. ¡Un regalo para todas las lectoras de Selecta!

Son muchos los personajes secundarios que nos roban un trocito del corazón y nos dejan con ganas de saber qué fue de ellos. Os invitamos a conocer su historia de amor en esta antología de relatos cortos escritos con cariño, llenos de pasión, sentimiento y dulzura y con un romántico final feliz.

Blancas navidades, frío que cala los huesos, decoraciones alusivas, el típico muérdago, anécdotas, navidades distintas… Época de unión, de amistad, de dar y recibir, de amor…

La Navidad tiene ese guiño de magia que hace que todo sea posible. Y cuando la imaginación vuela y las palabras se plasman en historias que nos llevan a sentir el encanto de esta fecha tan especial, nada es imposible.

Por eso, desde Selecta, queremos haceros llegar esta recopilación de relatos navideños donde encontraréis algunos personajes o lugares que solo pudisteis disfrutar de pasada en algunas de las novelas publicadas por el sello.

Esta Navidad es la oportunidad para conocerlos más.

Con la muerte en sus tacones - Iris Romero Bermejo

Con la muerte en sus tacones (Morir por amor 1) – Iris Romero Bermejo

Pilar es una abogada recién prometida que tiene la vida perfecta. No come carne, lucha por los derechos de los animales y odia el tabaco. Completamente enamorada, piensa que nada ni nadie puede hacer tambalear su maravillosa existencia de color de rosa. Sin embargo, una noche cualquiera tiene que arrojarse a la carretera para impedir que su novio sea mortalmente arrollado por un ciclista desnudo.

Se despierta en un lugar extraño y desconocido donde una vieja loca, que dice ser La Muerte, le explica que va a acabar con la vida de su prometido, y que más pronto que tarde su querido amor estará criando malvas. Y como toda mujer enamorada, Pilar le asegura que hará lo imposible para impedirlo.

Tras varios sucesos, cada uno más ridículo que el anterior, la pobre acaba irremediablemente muerta. Es ahí donde hace un trato con La Muerte. Volverá a la vida con otro cuerpo, y tiene treinta días para recuperar a su amor verdadero.

¿Lo conseguirá?

Ojos de gata I - M. N. Mera

Ojos de gata I – M. N. Mera

Pasé por delante del espejo y no pude evitar quedarme paralizada mirando el reflejo que este me devolvía. Ahogué un grito en mi interior y comencé a sentirme mareada. Era como si esa escena la hubiera soñado antes, me sonaba todo, hasta la cara del chico que me miraba desde el espejo. Porque la imagen no era mía, de una mujer de treinta años recién cumplidos, con el pelo castaño y los ojos color miel. La imagen era de un chico joven, mucho más joven que yo, quizá tendría veinte años, atractivo, moreno, de ojos verdosos, alto, estilizado y musculado en su justa medida.

Todo se volvió borroso de repente y caí inconsciente al suelo.