El síndrome kiwi - Lars Vintergatan

El síndrome kiwi – Lars Vintergatan

Jules Eagle, un dentista recién graduado en Dunedin, decide, después de sopesar no volver nunca a su pueblo, casarse con Haere Paniora, una chica procedente también de Okarito con la que lleva varios años de relación.

Ese hecho trastocará los planes de vida de ambos y los empujará a una monótona existencia en la que parecen haber encontrado el equilibrio entre lo que son y lo que parecen ser.

Un encuentro accidental de la chica con Adler Fuchs, un investigador alemán del hábitat de los kiwis, hará que afronte la realidad cuando ya siente que no puede contar con su amigo Connor Bowers, el último que la ataba a un compromiso que nunca quiso asumir.

Impresionantes paisajes en el verano austral de Nueva Zelanda, viajeros perdidos en lo más remoto y secretos que nunca se han dicho en voz alta se alinean en una trama que nos hará pensar sobre lo que esconde y desea de verdad el ser humano.

Ríos de Londres - Ben Aaronovitch

Ríos de Londres – Ben Aaronovitch

En Londres, la magia está fuera de control. El joven Peter Grant era un agente de policía novato más hasta que un día, durante la investigación de un terrible asesinato, recibe cierta información de un testigo ocular muy especial: un fantasma.

Tras descubrir que la magia existe, Grant ingresará en un departamento secreto de Scotland Yard que se encarga de las investigaciones sobrenaturales y, junto al enigmático inspector Nightingale, llevará a cabo tareas tan singulares como negociar treguas entre el dios y la diosa del Támesis, desenterrar tumbas en Covent Garden y perseguir a un espíritu maligno y vengativo que está sembrando el caos en la ciudad.

La bruja de Near - Victoria Schwab

La bruja de Near – Victoria Schwab

Si el viento te llama por la noche, no debes escucharlo.

El viento está solo y siempre busca compañía.

No hay extraños en el pueblo de Near.

Estas son las verdades que Lexi ha escuchado toda su vida. Pero cuando un verdadero extraño –un joven que parece esfumarse como el humo– aparece por la noche cerca de su casa, en el páramo, ella descubre que, al menos uno de esos dichos ya no es cierto.

A la noche siguiente, los niños de Near comienzan a desaparecer de sus camas y el misterioso joven se convierte en el primer sospechoso. Mientras se intensifica la búsqueda de los niños, lo mismo ocurre con la necesidad de Lexi de saber más acerca de la bruja (que podría ser más que un viejo cuento para dormir), acerca del viento que parece hablar por la noche a través de las paredes y acerca de la historia de este chico sin nombre.

En parte cuento de hadas y en parte historia de amor, la primera novela de Victoria Schwab es completamente original y, sin embargo, dolorosamente familiar: una canción que escuchaste hace mucho tiempo, un susurro llevado por el viento y un sueño.

Gatos en la cabeza - Laura Agustí

Gatos en la cabeza – Laura Agustí

«Tengo gatos en la cabeza, como quien tiene pájaros. Creo que a veces necesitamos librarnos de esas ideas y recuerdos, que resuenan lejanos como pequeños maullidos y despiertan sensaciones aparentemente olvidadas.

Entonces se desatan esas ganas de gritar, de recuperar imágenes y dibujar para ir desenmarañando el ovillo de la memoria. Este es uno de esos momentos en la vida para abrir las puertas de lo inesperado y dejar que todos esos pensamientos dormidos vuelen y encuentren su lugar en cualquier parte, incluso entre las páginas de este libro.»

Cristobal Colón descubre América en 2018 - Laura del Río Pahissa

Cristobal Colón descubre América en 2018 – Laura del Río Pahissa

En 1492 Cristóbal Colón descubrió un nuevo continente: América. ¿Cómo sería este descubrimiento 526 años más tarde? 

Esta novela hace un salto en el tiempo y narra, de manera divertida y con un ciberlenguaje, la historia del descubrimiento de América como si aconteciera en 2018. Se mantienen los personajes del 1492, pero todos ellos han nacido en la era tecnológica, escriben en iPad, tienen Facebook, Twitter, WhatsApp… y cuentan con los recursos socioeconómicos actuales. Aunque parezca increíble, en 2018 aún se cree que el mar que baña las Azores, Madeira y Portugal es el fin del mundo. Ningún barco ni avión han osado cruzar ese territorio hasta que aparece Cristóbal Colón, @cristobl_colon.ccdae18, un navegante empeñado en viajar a la India desde España atravesando el océano en barco, sin tener que pasar horas en avión haciendo escalas interminables. 

Cristóbal Colón busca diferentes vías de financiación para tirar adelante la expedición y… quien la sigue la consigue. En todas las redes sociales y programas de TV se habla del evento. Igers, folowers y todo tipo de seguidores le apoyan durante el viaje más entretenido y 3.0 de la historia. ¿Logrará llegar a su destino? ¿Conseguirá sobrepasar las coordenadas del GPS del fin del mundo? Si Cristóbal Colón quiere llegar a la India, ¿qué pinta América en esta historia? Todas estas cuestiones se resuelven en el desenlace de esta ciberhistoria de la Historia. Un relato que te sacará una sonrisa en más de una ocasión y que te hará formar parte del descubrimiento de América como si fuera hoy mismo.

¿Quieres participar en el evento del siglo? Lee esta novela. 

Hermandad, Brujas y nigromantes 1 - Raquel Brune

Hermandad (Brujas y nigromantes #1) – Raquel Brune

Las brujas ya no se esconden… Tras siglos de persecución, las brujas al fin pueden mostrarse ante el mundo sin miedo: comparten sus vivencias en la red, se graban practicando hechizos y celebran fiestas exclusivas a las que solo pueden acudir quienes pertenecen al aquelarre. Han sellado una tregua con los nigromantes, y la gente corriente ya no ve en sus peculiares prácticas mágicas una amenaza.

Sabele, una joven bruja, está a punto de presentarse a las pruebas de aprendiz de la Dama que se disputan una vez al año… pero, durante la noche de la elección, se produce un inesperado vuelco del destino.

Cuando el acuerdo de paz entre brujas y nigromantes salta por los aires, Sabele y sus amigos empiezan a presenciar muertes en ambos bandos y comprenden que nadie está a salvo. Y en mitad del caos, mientras brujas y nigromantes se preparan para la batalla definitiva, un poder sin igual aguarda a ser invocado para alzarse de entre las sombras.

El vals de las hadas malditas - Gabriel Sánchez García-Pardo

El vals de las hadas malditas – Gabriel Sánchez García-Pardo

«Mi acordeón aúlla una canción que habla de un largo invierno. Un compás asesino que solo yo me permito tallar en rimas escritas.

Tú jamás lo repitas, porque este es el Vals de las Hadas Malditas.»

Jillian es una Hija del Velo, nacida durante una noche maldita que cambió el mundo de Éterdar para siempre. Arrancada de su familia y criada para convertirse en Desveladora, jamás ha podido alejarse de la torre del Westeun.

Pero su entrenamiento ha llegado a su fin, y es la hora de resolver su primer caso y demostrar su valía.

Los asesinatos de la ciudad de Eastun, la Rebelión de las Cinco Caras, los no-muertos… Pronto descubrirá que todo parece estar ligado a esa única noche.

Y a una misteriosa canción que nadie se atreve a interpretar.

El regalo de leer - Varios autores

El regalo de leer – Varios autores

Este libro celebra uno de los actos únicos en la condición humana: la lectura. Se inspira en el conocido poema de Miguel de Unamuno, que comienza con el verso «leer, leer, leer, vivir la vida» y que concluye con reflexiones que abarcan la trascendencia de nuestras acciones y la palabra escrita. Con este poema como premisa, hemos invitado a varios escritores reconocidos en el mundo hispanohablante a responder a la pregunta «¿Qué es leer para ti?».

Este libro se publica para conmemorar el Día Mundial del Libro de 2019, celebrado globalmente el 23 de abril y que coincide con Sant Jordi, cuya tradición está especialmente arraigada en Cataluña donde se festeja regalando libros y rosas entre amigos y enamorados.

Para acoger mejor esa tradición, las ilustradoras Las Rayadas han complementado el contenido con ilustraciones alusivas a rosas y libros. Su propuesta la encontrarás entrelazada con los textos de los autores.

Ojos de gata IV: la luz que ilumina la oscuridad - M. N. Mera

Ojos de gata IV: la luz que ilumina la oscuridad – M.N. Mera

Helena. Meyrargues, Francia. Abril 1943

—Oh, te conozco Helena, te conozco mucho. Y te he echado de menos, tanto que no puedo evitar hacer esto… —Sostuvo mi rostro entre sus grandes manos y después me besó.
Había algo familiar en su sabor, en su boca, en cómo su lengua buscaba en todos los rincones de la mía, en cómo sus brazos agarraban con fuerza mi cintura. ¿Quién era ese hombre que me besaba y me tocaba como si efectivamente me conociera? A pesar de que me encantaba estar entre sus brazos, me aparté de él con cierta brusquedad. Casi no podía hablar de lo rápido que me latía el corazón.
—¿Quién eres?
—¿Me reconoces, Helena?
—No, no lo sé, hay algo en ti…, algo familiar.
—Soy tu marido…, bueno, lo seré.

Dom. Presente

¡Menudo fastidio! No podría irme hasta haber solucionado aquel pequeño inconveniente. Me alejé de la mesa con el móvil en la mano y marqué aquel número que me sabía tan bien. Me alegré cuando el que contestó fue mi abuelo, era más comprensivo que mi abuela, sin embargo no estaba preparado para lo que me dijo después de explicarle la situación. Colgué el móvil todavía algo confuso y sintiéndome el hombre más idiota de la tierra ¿Ahora tendría que hacer de canguro de dos niñatas? ¡Lo que faltaba!

Val. Presente

De repente lo sentí, como un golpe en el estómago, Hans había desaparecido, y no por voluntad propia. Lo sabía, aunque ignoraba por qué estaba tan segura. «Por favor, que no le pase nada, por favor». Sin darme cuenta de lo que hacía, estaba de nuevo en la Piazza del Duomo, buscándolo entre el gentío, pero ninguno era Hans. Además, él no estaba allí, podía sentirlo. Miré el reloj, ya habían pasado casi dos horas desde que había leído la nota.

Roberto. Meyrargues. Mayo 1943

Mientras los tres se enzarzaban en una discusión sobre lo que podría haber sucedido, mi mente comenzó a atar cabos: su fuerza, su mirada, esa violencia. Solo necesitaba comprobar algo para poder estar completamente seguro de que no me equivocaba. Los tres se callaron cuando, sin decir nada, me acerqué a Helena y le subí la manga de la camisa. Sentí un sudor frío, la marca que esperaba no ver en su cuerpo estaba allí.